EL CASO MAPUCHE V

Autor: Rodimtsev (@VR09206753)
1. Conclusiones de derecho internacional
2. La influencia del marxismo cultural en los mapuches

Antonio Gramsci, 1891-1937.

Proviene de "EL CASO MAPUCHE IV".
* * *
¿Qué concluimos de la cuestión del derecho internacional?


  • Los mapuches nunca fueron un estado, eran tribus sujetas a la dinámica histórica donde las civilizaciones avanzadas asimilan a las menos avanzadas en la construcción de los Estados Modernos.


  • El progresismo local e internacional les proporciona un marco legal y una legitimación política, mediática y cultural a las reivindicaciones territoriales más allá de lo que diga el Art 46 del Pacto Sobre Derechos Indígenas.


  • Existe un conflicto de derechos entre el de la integridad territorial y el derecho a la autodeterminación. ¿Quién va a ganar esto? El que demuestre que tiene derechos y tenga la voluntad de ejercerlos. Los mapuches representan entre el 5 y 8% de las poblaciones de las Provincias de Neuquén, Chubut y Rio Negro. Es evidente que no se puede expulsar al 92% población criolla para formar un estado étnicamente puro. Es evidente que de formarse el estado y realizarse elecciones democráticas muy probablemente gane un criollo lo que obligaría a un estado étnico a discriminar o recortar derechos a los ciudadanos de origen europeo. Ahora bien, ya sabemos cómo termina esto de establecer un estado en base a criterios étnicos. Como vemos no es razonable un estado mapuche, pero siempre tenemos que contar con el miedo, la cobardía y el pensamiento políticamente correcto de parte de la población, los medios, los políticos y las organizaciones internacionales que no tendrían reparos en entregar parte del territorio, y su población, a los mapuches.


El Progresismo o Marxismo Cultural.


Marx, Engels, Lenin y otros decían que había que hacer la revolución proletaria, vino la Primera Guerra Mundial (1914/18) y la teoría se fue un poco al carajo porque los proletarios seguían muriendo por su patria, seguían siendo religiosos y tenían una particular devoción por la familia. Un tal Gramsci toma nota de esto y elabora la teoría de que para imponer el comunismo no se debe trabajar sobre el proletario si no sobre la cultura, particularmente destruyendo el sentido nacional, la religión y la familia mediante el uso de las minorías. Unos intelectuales marxistas que vivían en Frankfurt toman esas ideas y mientras se masturbaban intelectualmente con ellas, aparecen el alemán del bigotito y el nazismo, y se tienen que tomar el palo. Lo curioso que estos intelectuales marxistas no se van a Moscú, Stalin les había sacado pasaje a Siberia por decir que la revolución no era proletaria, si no que se van a Nueva York, cuna del odiado capitalismo. Ahí elaboran la teoría critica que transforma el discurso económico marxista en un discurso cultural que cuestiona todas las estructuras sociales (nación, familia, religión, sexualidad, etc) desde un enfoque que mezcla nihilismo con el comunismo y del que surgen el feminismo, la ideología de género, el animalismo, los derechos colectivos, los derechos de la comunidad LGTB y demás basura progresista o posmodernista. William Lind lo resume acá.

Y acá es donde se juntan posmodernismo [6] y los mapuches que, a los ojos del progresismo mundial, sociólogos y antropólogos principalmente, los pueblos originarios son minorías oprimidas por la cultura occidental a la cual hay que destruir. Mismo relato de quienes quieren que Europa se llene de terroristas musulmanes tirabombas. Y así miles de intelectuales y ONG, financiadas por globalistas como Soros, corren en auxilio de los pueblos originarios para recatarlos de las garras de la cultura occidental, cultura que les dio un lenguaje escrito, salud, educación, telefonía celular e internet, entre otras cosas. Es así que, a los ojos del progresismo globalista, los mapuches son un grupo con muchísimo potencial para destruir la tan odiada cultura occidental, la soberanía del estado nación, debilitar a la Argentina y en última instancia hacerla desaparecer. Y también con muchísimo potencial para hacer negocios, porque el ideal económico del globalista es una elite financiera mundial que gobierne y el resto de la gilada mano de obra esclava descartable, eliminando así los molestos intermediarios del estado y su detestable soberanía.

* * *

Continúa en "EL CASO MAPUCHE VI".


* * *






Agradecemos la difusión de este artículo:  


* * *

[6] Posmodernismo, posestructuralismo, marxismo cultural, corrección política, teoría crítica y progresismo si bien no son exactamente lo mismo, los usaremos como sinónimos.

Comentarios

Entradas populares

Traducir