De Mapuches y Otras Yerbas (foráneas)



Autor: Crai 


www.mapuche-nation.org
6 Lodge Street
Bristol
BS1 L5R
Inglaterra

Hace poco más de un mes me recibí. Tres hurras para mí después fui a solicitar el título. Antes de las tres hurras siguientes, me ofrecen las fórmulas de juramento: Dios, la Patria y los Santos Evangelios, Dios y la Patria, o La Patria. Incluso me dicen que si mi religión me lo impide, puedo prometer en lugar de jurar. Hasta acá todo normal. Juraré por la Patria el 25 de agosto, tres hurras finales para mí. Luego me cuentan que en la ceremonia de colación, junto con la bandera Nacional y la Provincial estará la bandera Mapuche; y que se ha propuesto, pero no se ha implementado aún, el Juramento Mapuche. No encontré la fórmula en ningún lado, así que es un gran misterio cómo o por quién juran, aunque no tan grande como el POR QUÉ.
Aun cuando el logo de la Universidad simboliza “la cosmovisión mapuche”, y la Universidad se asiente en dos provincias donde hay mapuches –sin dejar en claro desde cuándo y quiénes habían estado antes-, los motivos parecen tan infundados que bien podría una pedir (y debieran concederle) jurar en klyngon, galés o, por qué no, tehuelche. Porque quizás una Universidad fundada apenas en 1972 no haya tenido tiempo de preguntar qué pasó con los tehuelches, los verdaderos pueblos originarios. O al menos los que ganan por antigüedad, digamos.
Nadie se pregunta por los tehuelches porque básicamente se extinguieron. Quedan poco más de 10.000, casi ninguno en Neuquén, contra más de 100.000 mapuches distribuidos por toda la Patagonia, según el último Censo. Y antes de que pregunten si hubo una plaga hecha a medida para extinguirlos, NO. Los extinguieron los mapuches, un pueblo que si bien vivió y vive en la región de la Araucanía, que está comprendida por Chile y Argentina, no tiene vestigio alguno de haber vivido en Argentina antes de 1830; y de hecho lo que hay de esa época son campamentos base para el cuatrereo (o sea que, volviendo al tema de juramento, yo podría de hecho pedir jurar en Galés, porque los galeses llegaron y se establecieron en el país mucho antes). De los tehuelches tenemos cerámica, tejidos, pinturas rupestres; de los mapuches apenas el cultrum y un par de aros, y la comparación empeora si los contrastamos con los huarpes, quienes crearon un sistema de regadío por acequias que no sólo se usa hasta el día de hoy sino que se trasladó a las ciudades (y el logo de la Universidad de Cuyo, a pesar de todo, es un cóndor).
La Conquista del Desierto no arrasó con pueblos pacíficos como nos gusta cerrar el tema, fue una campaña militar contra una invasión y para recuperar territorio. La imposición del mapuche como pueblo originario va más allá de banderas en universidades, de intentar imponer la enseñanza obligatoria del idioma en las escuelas: hablamos y luchamos hace años de una extorsión permanente por territorios que nunca les pertenecieron como para reclamar, apoyados por gobiernos que los convirtieron en una pata electoral auxiliar.
Y si la palabra extorsión les suena fuerte, sepan que el concesionario de Chapelco paga un canon a la comunidad por el uso del Cerro. Sí, EL USO. ¿Qué pretendían los mapuches? Que les dieran el manejo del Cerro, con medios de elevación, infraestructura, etc. ¿Qué dijo el dueño de los medios de elevación? Que les dejaba el Cerro pero se llevaba hasta el último tornillo que puso. ¿Qué hizo el Gobierno? Medió y arregló que se pague el canon. No reclamaron nunca sobre mesetas áridas, o zonas montañosas donde es imposible vivir, gracias a lo cual se acuñó la frase “indios pero no boludos” (según mi tío Jorge, que pasó varias noches metido adentro de la camioneta que los llevaba al pozo petrolero, a la que los mapuches le habían reventado las ruedas para que no se muevan). Algo similar ocurrió con las zonas de explotación petrolera y turística, grupos de procedencia dudosa liderados por un lonco más dudoso aún, que reclaman cosas que poco más traen anotadas en un papelito, exigiendo a un Estado por cuyas leyes prefieren no regirse, que use sus leyes a su favor.
Entonces, volviendo a la pregunta original: ¿Por qué mapuches y no tehuelches? Ya dijimos que casi no quedan tehuelches en la Patagonia. Los mapuches que quedan se reconocen como descendientes de la primera generación, confirmando la teoría de que llevan 20 minutos en el país. La respuesta se encuentra en algo de lo que hemos hablado hasta el cansancio, pero en lo que somos pioneros: culpa y financiamiento externo. La culpa como madre de todos los progresismos, ese mismo progresismo que está rompiendo Europa, que lleva a una chica violada en Suecia a pedirle perdón a la patota de musulmanes que la violó por “no incluirlos”, que impide decir que no fueron 30.000, o discutir sobre la Conquista del Desierto, o darles terrenos en pleno centro de la ciudad inalcanzables para cualquier mortal que labure a gente que no lo hizo jamás, es la que nos lleva a reconocer como originario a un pueblo que no sólo no lo es ni lo fue sino que diezmó sistemáticamente al que sí era, tras un análisis histórico que refutaría un chico de tercer grado con un Billiken en mano.
Y no nos olvidemos del financiamiento externo: la Nación Mapuche está registrada en… en el Reino Unido. No tiene territorio propio, lo que constituye el concepto básico de Nación, pero de todos modos se llaman Nación. Fue reconocida antes que nadie por… el Foreign Office Británico. Los colores de la bandera…son de una bandera de África. El Reino Unido tiene intereses…en el Atlántico Sur.

Y tienen su fuerza de choque interna en…pero miren a dónde llegamos por una bandera que no tendría que estar en una Universidad que debería cambiar urgentemente su logo y o bien no permitir el juramento en mapuche o permitirnos jurar en tehuelche, huarpe, o galés. Como en Europa, sin necesidad de ir a Europa.  

Apellido: Jones (británico)
Nombre: Facundo (argie al palo)
Rostro: vasco
Autopercepción: mapuche
El líder del anglomapuchismo en la Patagonia
con pedido de captura de la hermana República de Chile.
* * *
Recomendamos, con humor, que lean este hilo de tuits de @flaircaster


Autor: @cecirai  para Restaurar

Comentarios

Entradas populares

Traducir